Un día más

Prólogo.

Otra vez, un día más vuelve a mí. Se me revuelve el estómago, siento deseos de vomitar lo poco que he comido. Me encojo sobre mi misma, sin ganas de luchar pues no sirve de nada, él se acerca sin importarle lo que yo sienta, dispuesto a doblegarme a sus deseos.

Uno, dos, tres, cuatro… enumero los pasos, siempre son dieciséis, los he contado tantas veces que he perdido la cuenta. Entonces llega hasta mí y comienza el horror de nuevo.

Respiro hondo mientras mi cuerpo se tensa, estoy tumbada en la cama que tanto aborrezco, pero es lo único que tengo, eso y el asqueroso suelo que acumula suciedad de hace años. Pensaba que ya no vendría, es tarde, puedo ver la luna por la pequeña ventana de este cubículo inmundo.

Seis, siete, ocho, nueve… pausado, con un arrastrar de pies que anticipa el dolor y el sufrimiento, como si disfrutara sabiendo que le estoy oyendo, puedo imaginar su sonrisa vanidosa agrandándose mientras se acerca a mí.

Sé lo que está a punto de acontecer, la tortura a la que voy a ser sometida, me siento impotente, sola, furiosa, incapaz de seguir, pero sin escapatoria posible. Diez, once, doce, trece… ya está cerca, demasiado, me estremezco sin poder evitarlo.

Catorce, quince, dieciséis… contengo una arcada mientras él abre la puerta tras la que me mantiene cautiva y me mira socarrón, relamiéndose ante la visión que ofrezco: vulnerable y a su merced.

Anuncios

3 thoughts on “Un día más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s